, ,

Despido por bajo rendimiento laboral

ES FÁCIL COMBATIRLO SI SABES CÓMO

Hace unas semanas, acudió a nuestra oficina de Murcia, D. Enrique. Su empresa le había dado una carta con despido por bajo rendimiento, sin haber cambiado nada en su trabajo ni haber recibido ningún aviso. Este tipo de despido, se ha convertido en un modus operandi de las empresas. ¡¡CUIDADO!! Pues, constituye una situación para los trabajadores muy grave, al no cobrar indemnización. En este post, explicaremos las claves para que la empresa no se salga con la suya.

 1- ¿En qué consiste el despido por bajo rendimiento?

Es un despido disciplinario: la empresa no pagará indemnización alguna (sólo el finiquito: proporción de pagas extra y vacaciones). La ley exige que para despedir por bajo rendimiento laboral, deben darse tres requisitos:

A- Disminución del rendimiento normal o pactado. Debe conocerse por todos el nivel normal de rendimiento exigido.

B- Un incumplimiento continuado: un bajo rendimiento durante varios meses seguidos.

C- La disminución debe ser voluntaria y culpable, no por crisis económica, compañeros, crisis empresarial…

Además, la empresa deberá probar tales requisitos, así como que se ha producido en la empresa un perjuicio económico que justifique el despido por bajo rendimiento. Y ello, tanto en la carta de despido, como en el juicio. Lo que en la mayoría de los casos resulta casi imposible.

2- Carta de despido por bajo rendimiento

Se le deberá hacer entrega al trabajador de la Carta de Despido, junto con el abono del finiquito. Al tratarse de un despido disciplinario, no se le abonará indemnización.

Si no contuviera bien especificados los motivos del despido por bajo rendimiento, indicaran motivos falsos, o no pusiera a disposición del trabajador el finiquito…se debe recurrir el despido. Se declarará improcedente.

3- Impugnar el despido por bajo rendimiento

Desde MCT Abogados Murcia, aconsejamos que se recurra e impugne el despido SIEMPRE. Con el asesoramiento de profesionales, conseguirás que se declare el despido como improcedente. y por tanto, que la empresa te readmita, o te pague la indemnización  (33/45 días por año trabajado).

El despido por bajo rendimiento se deberá impugnar dentro de los 20 días hábiles mediante Papeleta de Conciliación ante el SMAC de Murcia. La empresa dentro de esos 20 días, si considera que ha redactado mal la carta de despido, todavía podrá notificarlo con una correcta redacción. Si no hubiera acuerdo, deberá presentarse demanda ante los Juzgados de lo Social de Murcia.

Si bien es cierto que el trabajador puede por sí mismo, realizar el escrito de impugnación, se antoja necesario que consulte con un profesional del derecho laboral. En casos de despido por bajo rendimiento laboral, el trabajador se va a encontrar sin indemnización, y no sólo eso, sino la fama de haber salido de una empresa por no hacer nada. Por lo que le conviene, poner el asunto en manos de un abogado que le asesore.

Conclusión: ante un despido por bajo rendimiento, debes actuar

En MCT Abogados Murcia, tenemos larga experiencia en despido por bajo rendimiento. Desde el inicio, fijamos la hoja de ruta para que conozcas todos los pasos y advertencias y te informamos en todo momento tanto por teléfono como por e-mail de las novedades. Nos ocupamos de que el asunto salga bien, y nos preocupamos de que el cliente esté bien. Cómo puede comprobar de las opiniones de muchos clientes que nos han escrito en este buscador de abogados.

Puedes consultarnos tu caso sin compromiso, pinchando aquí.
Si te ha gustado este artículo, seguro que te interesan estos:

 

Quiero recurrir una sanción laboral

Me han impuesto una sanción laboral, ¿qué hago?

La semana pasada, atendimos en nuestra oficina de Murcia, a varios  trabajadores de la misma empresa, pues les habían impuesto una sanción laboral. Para ayudar a todos los trabajadores que se encuentren en la misma situación, vamos a indicar con unos consejos prácticos.

Tipos de falta y sanción laboral

Para posicionarnos, vamos a distinguir con ejemplos los tipos de infracción y sanción laboral que puede cometer un trabajador:

1-Falta leve: Retrasos y negligencia en el cumplimiento de funciones, falta de puntualidad, etc.

2-Falta grave: Abandono del puesto de trabajo, ausencias, reiteración de faltas leves.

3-Falta muy grave: Comisión de delitos, falta de respeto reiterada, faltas graves.

La sanción laboral, dependiendo de la gravedad de la falta, puede ser, entre otras: la suspensión de empleo y sueldo por días o semanas, el descuento de salario por retrasos o ausencias en el trabajo, y en algunos casos hasta el despido disciplinario. Las infracciones y sanciones, serán distintas para cada empresa, según su Convenio Colectivo.

Procedimiento sancionador

El convenio también regula el procedimiento que debe seguir la empresa para imponer la sanción laboral, y dependerá del tipo de falta. Podéis recurrir al estatuto de los trabajadores en caso de no encontrar el convenio.

En caso de faltas leves, la sanción laboral se impone de manera verbal y no tiene proceso específico. En caso de faltas graves y muy graves, se debe notificar por escrito, con detalle de los hechos. El procedimiento sancionador se inicia con una notificación de apertura de expediente al trabajador. Quien podrá defenderse, formular alegaciones y aportar pruebas (testigos, documentos y otros). El expediente será resuelto por una persona distinta a la que haya llevado el procedimiento.

No respetar estas normas será causa suficiente para declarar nula la sanción.

Advertencias y consejos para combatir una sanción laboral

1- Revisa tu convenio colectivo para comprobar el tipo de falta,  sanción laboral y el procedimiento sancionador.

2- Iniciado el procedimiento, busca ayuda de un abogado o asesor de inmediato. Y, consigue todas las pruebas que puedas.

3- Si es por una falta leve, trata de arreglarlo de manera pacífica con el jefe.

4- Si finalmente te han impuesto la sanción, debes impugnarla dentro de los siguientes 20 días, para que se declare nula.

Las infracciones leves prescriben a los 10 días de haber sido conocida por la empresa, las graves a los 20 y las muy graves a los 60. Y en cualquier caso, a los 6 meses de haberse cometido. Antes de que pase ese plazo, la empresa debe haberte notificado la sanción, o será nula.

Deberás recurrir la sanción laboral, ante el Servicio de Mediación Arbitraje y Conciliación de Murcia. Puedes hacer esto sin abogado, aunque puede ser arriesgado, pues, lo que pidas y argumentes en este momento, puede dificultar el proceso judicial.

5- Si no hay acuerdo en el acto de conciliación con la empresa, deberás presentar una demanda ante el Juzgado de lo Social.

Estos consejos son orientativos, y no aplicables a la sanción laboral que conlleve un despido disciplinario directo. Debes estar alerta, pues en caso recibir varias sanciones, la empresa podría llegar a despedirte sin indemnización.

Si te han impuesto una sanción, no esperes a la demanda, para contactar con los profesionales de MCT Abogados. Recibir asesoramiento desde el primer momento, te ahorrará tiempo, sufrimiento y seguramente una sentencia perjudicial. Te garantizamos el mejor trato.