Contrato laboral o mercantil

¿Hacemos un contrato laboral o mercantil?

Una pregunta muy importante en el tráfico comercial. Hace unos días, un cliente habitual, empresario con muchos años de experiencia, vino con el siguiente problema: la inspección de trabajo le estaba investigando porque la relación comercial que tenía con un autónomo, podría ser considerada una relación laboral.

Las consecuencias más graves serían:

-Reclamación del pago de los seguros sociales que le correspondieran de los últimos 4 años

-El alta de oficio como asalariado.

-Una sanción económica muy grande.

Por tanto, es fundamental distinguir entre contrato laboral o mercantil. Veamos las diferencias.

Contrato de trabajo

El contrato laboral, se basa en 5 puntos:

1- Dependencia de las instrucciones del empresario.

2- Ajenidad en el riesgo y beneficio de la actividad.

3- Personalísimo, no puede realizarse el trabajo por otra persona.

4- Empleo de medios materiales del empresario

5- Retribución. Siempre una parte fija.

En el contrato laboral, el empresario tiene que pagar la nómina, y cotizar los seguros sociales para que en caso de enfermedad o accidente, pueda el trabajador tener una pensión. En este caso, el trabajador sólo pone su tiempo y su trabajo.

Contrato mercantil

El contrato mercantil, se caracteriza por:

1- Hace su trabajo con libertad, pero siguiendo las indicaciones y objetivos de la otra empresa.

2- La empresa o autónomo que hace el trabajo, asume el riesgo. No hay ajenidad.

3- El trabajo puede realizarlo el empresario o autónomo al que se lo han encargado, u otra persona de la empresa.

4- Empleo de medios materiales del encargado de realizar el trabajo.

5- La retribución puede tener una parte fija, pero no hay obligación legal al respecto.

En la relación mercantil, se pagará el precio acordado, el IVA, y en caso de autónomos, la retención IRPF a hacienda. En este caso, la empresa encargada pone: tiempo, medios materiales y humanos, riesgos y ventura.

Entonces ¿Contrato laboral o mercantil?

Si aún no te has decidido entre contrato laboral o mercantil, puede que esta figura intermedia te convenza: el autónomo económicamente dependiente. Se trata de un trabajador autónomo (no puede ser nunca una empresa, ni formar parte de ella), que realiza la mayoría del trabajo y facturación (al menos el 75 % de sus ingresos), a una sólo empresa o cliente. Es una figura interesante que abordaremos en un post independiente, para poder explicar todos sus matices.

contrato laboral o mercantil

Consejos

1- Estudiar con tranquilidad que obligaciones y derechos va a asumir cada parte, consultar las características de los dos tipos de contratos, y a partir de ahí, decidir si se hace un contrato laboral o mercantil.

2- Fijar el contrato siempre por escrito, con delimitación de todos los detalles. Podemos ayudaros en la redacción. Contáctanos sin compromiso.

3- Calcular costes de un contrato laboral o mercantil: seguros sociales, IVA, retención irpf, si hay dietas, etc.

4- Registrar el contrato en caso de que sea laboral o autónomo económicamente dependiente.

5- Por último, llamar a las cosas por su nombre!

Espero que os haya servido, y que compartáis este artículo en facebook y twitter. Se admiten sugerencias sobre nuevos post, y consejos para el futuro. Muchas gracias
por leernos.

1 comentario
  1. Esteban
    Esteban Dice:

    Se podría comentar a la empresa la posibilidad de pasar de un contrato mercantil al contrato laboral?
    Gracias por la información, en la carrera universitaria no aprendimos nada de contratos y ahora nos encontramos con estas dificultades!!

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Al enviarnos tu mensaje, nos estás dando tu consentimiento expreso (legitimación) para tratar tus datos personales (nombre, teléfono, correo electrónico, y el propio contenido del mensaje). El responsable del tratamiento de estos datos es MCT Abogados Murcia CB, y la finalidad es la de responderte a su solicitud como eventual cliente y enviarte información sobre nuestros servicios. Tus datos no serán cedidos a terceros. Y podrás ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación, oposición, portabilidad y supresión, como indicamos en nuestra política de privacidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *