El derecho a la intimidad de los menores en internet

A propósito de la entrevista que le realizaron a nuestro compañero Antonio Séneca, socio y director del departamento de Nuevas Tecnologías sobre el tema, hemos decidido publicar este trabajo.

La generalización en casi todos los aspectos de la vida del uso de internet y las nuevas tecnologías nos supone muchas ventajas. Nos facilita contratar productos y servicios, las relaciones sociales, el desarrollo de los trabajos y de las relaciones profesionales. Pero, también crea nuevos problemas o acentúa otros ya existentes. Uno de los mayores problemas y peligros de internet, y en especial en el uso de las redes sociales, es el derecho a la intimidad.

Si esto lo ponemos en relación con los niños y menores de edad, tenemos un tema complejo que requiere de mucha pedagogía para evitar problemas y riesgos. El derecho a la intimidad de los menores en internet se ve atropellado por los propios menores, sobre todo, a partir de la pre-adolescencia. Pero, también por los padres, que utilizamos las redes sociales sin ningún filtro, y publicamos vídeos o fotos de nuestros hijos sin pensar quien, cuando ni como pueden verlos.

Índice del trabajo

El derecho a la intimidad de los menores en internet, se debe preservar de muchas maneras. En especial, mediante la educación familiar y escolar, y mediante el ordenamiento jurídico. Cómo abogado experimentado en nuevas tecnologías e internet, voy a abordar el asunto desde el punto de vista legal:

  • Leyes aplicables
  • ¿Qué pueden o no hacer los menores sin el consentimiento de los padres?
  • ¿Qué ocurre cuando hay conflicto entre lo que quiere el menor y los padres?
  • ¿Y si el conflicto es entre los padres separados?
  • ¿En qué casos podría intervenir la fiscalía en defensa de los menores?
  • Los riesgos de las publicaciones en las redes sociales
  • Algunos consejos y prevenciones legales para evitar esos riesgos

Marco normativo

Para hablar de las leyes que regulan el derecho a la intimidad de los menores en internet, tenemos que abordar: el derecho a la intimidad, los derechos digitales y la regulación de la patria potestad.

La patria potestad

Durante la minoría de edad, son los padres o tutores legales quienes tienen la obligación legal de velar por el bienestar de los niños en todos los sentidos: alimentación, educación, vivienda, salud…pero también tienen la obligación de preservar su intimidad, honor e imagen.

El ejercicio y defensa de la patria potestad está regulado en el Código Civil Español.

El derecho a la intimidad, honor e imagen.

Estos derechos están regulados a nivel general (mayores y menores) en la Ley Orgánica 1/1982, de 5 de mayo, de protección civil del derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen. Se trata de derechos fundamentales de las personas en España, por lo que tienen una protección especial.

Al publicarse imágenes de personas en internet, se pueden estar vulnerando sus derechos a la intimidad, honor o imagen personal, dependiendo de las circunstancias.

 

Garantía de los derechos digitales

Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales, publicada por imperativo de la Unión Europea, además de regular las cuestiones relativas a protección de datos, incorporó una regulación de los derechos digitales. Entre ellos, existen varias referencias a los derechos digitales de los menores.

  • Artículo 7 del consentimiento de los menores en el tratamiento de sus datos personales
  • Artículo 12.6 de la patria potestad en el ejercicio de los derechos de protección de datos personales.
  • Artículo 84 de protección de los menores en internet.
  • Artículo 92 de protección de datos de menores en internet.

No debemos olvidar que las imágenes, audios y vídeos se consideran datos personales, y por tanto, está regulado por esta ley.

A enero de 2020 todavía estamos pendientes de que se apruebe y publique un reglamento que desarrolle las situaciones, riesgos y prevenciones para la protección de los derechos de los menores en internet.

También es importante la Ley orgánica de protección jurídica del menor del año 1996. Que regula los derechos de los menores, y las obligaciones de preservación que tienen sus padres y tutores, y en su caso, la fiscalía.

¿Quién decide qué se puede publicar en internet de los menores?

Hay dos situaciones bien diferenciadas:

  • Adolescentes, pre-adolescentes hasta la mayoría de edad, dónde el conflicto suele ser entre ellos y los padres.
  • Niños que todavía no usan redes sociales, ni apenas internet, y son los padres los que publican imágenes, audios o vídeos de los menores, y el conflicto entre qué publicar o no, es entre los padres.

Cuando el conflicto es entre los menores y los padres o tutores.

Para decidir qué hacer, tendremos que acudir al nivel de madurez del menor. Si actúa habitualmente con madurez, y haciendo un uso responsable de internet y redes sociales, lo normal es que la decisión la tome el propio menor. Aquí se aplica el sentido común.

En cualquier caso, si los padres no están de acuerdo, por ejemplo no quieren que el o la menor suban fotos con poca ropa, o no quieren que sea youtuber o blogger pueden prohibírselo. Pues además en este último caso, para poder monetizar el beneficio económico, serán los padres quienes tengan que firmar los contratos de publicidad..

Cuando el conflicto es entre los padres o tutores se dan otras situaciones y soluciones muy diferentes.

Ejemplo: padres separados o divorciados, la madre publica fotografías en su Facebook con la hija en común, mientras está en la playa. El padre no está de acuerdo, y le pide que quite esas fotos y no publique más en las que la niña no esté completamente vestida.

Si los progenitores estuvieran de acuerdo, decidirían de forma conjunta, como titulares de la patria potestad. Al no estar de acuerdo, uno de los dos podrá iniciar un procedimiento judicial para que el Juez decida sobre este aspecto de la patria potestad. El Juez podrá decir qué se publiquen, que no, y que sea uno el que decida qué se publica. Lo habitual sí uno se opone, es que lo prohíba.

 

¿Puede intervenir la fiscalía en estos conflictos?

Si hubiera un conflicto entre la voluntad de los menores y de los padres, y en caso, de que el menor crea firmemente que los padres no están haciendo lo mejor para él, tanto él como cualquier otra persona interesada, podrá denunciar esta situación ante la fiscalía. El ministerio fiscal podrá defender los intereses del menor frente a los padres, ante los tribunales. Esto suele ocurrir en situaciones graves, como explotación económica de los niños, pero no en conflictos sobre la publicación de fotos o vídeos en youtube o redes sociales. Aunque sí debería darse para la defensa del derecho a la intimidad de los menores en internet, cuando por ejemplo, los padres publiquen fotos de niños sin ropa.

 

¿Qué pueden hacer los menores en las redes sociales?

Cuando abrimos un perfil y usamos una red social, debemos aceptar unas condiciones de uso de la plataforma, y por tanto, asumimos un contrato, con unos derechos y obligaciones.

Estos contratos suelen ser muy desiguales: el usuario tiene derecho a usar la plataforma, y la red social tiene una serie de derechos sobre lo que en ella se publica.

En cuanto a los menores, se dispone habitualmente que deben ser mayores de una cierta edad. Sin embargo, no se establecen unos controles efectivos. En la realidad, cualquier menor tenga la edad que tenga, puede falsear la fecha de nacimiento y abrir un perfil. Y a partir de ahí, subir fotos, vídeos, etc.

Según la ley orgánica de protección de datos personales y garantía de los derechos digitales, los menores de 14 años, no podrán abrirse una red social, por cuanto, los padres deben dar su consentimiento expreso para que se traten sus datos personales.

 

Riesgos contra el derecho a la intimidad de los menores en internet

La red social es propietaria de todas tus fotos

Muchas redes sociales imponen como derecho que todo usuario cede todos los derechos de propiedad intelectual y de imagen de todas sus publicaciones a la red social, sin limitación temporal ni espacial, y sin contraprestación económica. Esto quiere decir, que la red social podrá vender fotos que tú has subido a cualquier empresa, y en cualquier país, y para cualquier uso. También las de tus hijos, tengan la edad que tengan, subas tú las fotos o las suban ellos mismos.

La sobreexposición de imágenes de menores o sharetering

Cuando tenemos hijos pequeños debemos pensar un poco antes de publicar cualquier video o foto. Pensar si quizás ellos cuando sean mayores no querrían que publicáramos eso. Las tecnologías avanzan muy rápido, y es probable que en el futuro en el que nuestros hijos vayan a buscar trabajo, o vayan a entablar relaciones, buscando en internet se pueda saber todo (imágenes, vídeos, comentarios…) de su vida. Lo que se publica en internet, no hay garantía de que desaparezca.

La desconocida deepweb

En la Deep web o web profunda se puede encontrar de TODO. Legal e ilegal, moral y amoral. La mayor parte de internet, es profunda. La internet accesible y pública que todos conocemos, es sólo la punta del iceberg, el resto es la Deep web.

Entre otras redes peligrosas y horribles que existen en la Deep web, están las redes pedófilas. Estas redes pedófilas son difíciles de rastrear por el anonimato de esta web profunda. Algunas fotografías de menores pueden acabar en estas redes.

 

 

Los peligros de Whatsapp

Sí, Whatsapp también es una red social, además de una forma y app de comunicación. Subes tus fotos, tienes estado, envías mensajes, imágenes, vídeos, etc.

Muchas veces no somos conscientes de la facilidad con que enviamos fotos, vídeos o audios a través de whatsapp, pero ¿conocemos en profundidad a todas las personas que tienen acceso a esos envíos? ¿conoces de verdad a todos los miembros de tu grupo de whatsapp del trabajo? ¿y a los del gimnasio o grupo de pádel?

Una vez que mandamos una foto a un grupo o la ponemos de perfil, hemos perdido el control efectivo y el destino que se le puede dar a esa foto. No sabemos si alguien nos la puede copiar y subirla a una de esas redes pedófilas, o si la puede usar para hacer sextorsión (adulto que utiliza un perfil falso con fotos de otros menores o jóvenes para ligar por internet, y luego extorsionar a la víctima).