El derecho al olvido en Internet

 

En el Departamento de Nuevas Tecnologías de MCT Abogados hemos tramitado en los últimos tiempos diferentes asuntos relacionados con el derecho al olvido, la publicación de noticias, y su indexación por los motores de búsqueda en internet como Google. 

Desde 2014 que el ejercicio al derecho al olvido quedó patente y bastante claro, con la Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, no sólo ha habido un gran ejercicio de este derecho por los afectados, sino que ha tenido muchas diferentes situaciones, que los Tribunales han tenido que resolver, incluso llegando algunas al Tribunal Supremo, y al Tribunal Constitucional.

Con este documento a modo de guía elaborado por el abogado D. Antonio Séneca Díaz Pérez, director del Departamento de Derecho Digital del despacho, compartimos toda la información necesaria para conocer el origen, detalles, ejercicio y trámites para obtener un efectivo derecho al olvido.

 

¿Qué es el derecho al olvido en internet?

Los buscadores de internet (Google, Bing, Yahoo, Duckduckgo, etc) se dedican a poner a disposición de sus usuarios páginas webs y publicaciones en la red, relacionadas con las palabras clave que introducimos en dicho buscador. El orden de aparición dependerá de los algoritmos de cada buscador.

Cuando introducimos un nombre propio de una persona, el buscador pone a nuestra disposición todas las publicaciones en que aparece ese nombre, sin importar si la noticia es falsa, antigua, si tiene interés o no lo tiene, si es sensacionalista o no, etc.

El derecho al olvido, es la aplicación del derecho a la supresión de datos personales en este contexto, es decir, es el derecho de la persona a que el buscador no relacione una noticia antigua, que carezca de interés, o que sea falsa o inexacta, al introducir su nombre. Este derecho debe ser ejercitar ante el buscador que relaciona la noticia o publicación, y no, frente al titular de la publicación originaria. 

 

Origen del derecho al olvido

Este derecho a la supresión o cancelación de los datos personales frente a buscadores, no ha existido desde la existencia de los buscadores, ni tan siquiera desde la existencia de la Ley Orgánica de Protección de Datos anterior, de 1999.

Su origen viene una la lucha legal que mantuvo un ciudadano español frente a Google. En el año 2009, el Sr. Costeja se percata de que al introducir su nombre en el buscador, aparece una noticia publicada en el año 1999 en el diario La Vanguardia, sobre unos embargos que había sufrido por unas deudas con la Seguridad Social. 

Al conocer esta situación, se pone en contacto con Google para solicitar que cancelen sus datos, y no permitan la indexación de la web donde aparece esa noticia. Google rehusa. Recurre a la Agencia de Protección de Datos, que le da la razón. Pero Google sigue recurriendo, ante la Audiencia Nacional, que presenta el asunto ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea. La sentencia del TJUE de 2014 viene a concluir que:

1º.- Google trata datos personales al indexar las noticias de otras webs.

2º.- Que, aunque no se borre de la web original, Google tiene la obligación de no indexar las webs que relacionen cuestiones a partir del nombre de la persona.

3º.- Que para acceder a esa eliminación, se deberá valorar si la noticia o la publicación tiene o no interés actual.

4º.- Que en casos excepcionales, aunque la noticia no sea de actualidad, si la persona es famosa, o por su trabajo o vida pública, la ciudadanía tiene derecho a poder seguir viendo esa noticia, no se procederá a la desindexación de la publicación por el buscador.

 

Derechos enfrentados: libertad de información VS derecho al honor y a la intimidad

Por un lado, se encuentra los derechos fundamentales de la persona sobre la que se ha publicado la noticia: el derecho a la protección de sus datos personales, pero también, el derecho al honor, y en algunos casos, el derecho a la intimidad personal y familiar, y la propia imagen. Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales y Ley Orgánica 1/1982, de 5 de mayo, de protección civil del derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen.

Y por otro lado, el derecho fundamental a comunicar o recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión, recogido en el artículo 20 de la Constitución Española.

 Regulación legal

Actualmente se encuentra regulado en el artículo 15 de la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales.

 

 

Artículo 15. Derecho de supresión.

El derecho de supresión se ejercerá de acuerdo con lo establecido en el artículo 17 del Reglamento (UE) 2016/679.

Cuando la supresión derive del ejercicio del derecho de oposición con arreglo al artículo 21.2 del Reglamento (UE) 2016/679, el responsable podrá conservar los datos identificativos del afectado necesarios con el fin de impedir tratamientos futuros para fines de mercadotecnia directa.

 

REGLAMENTO (UE) 2016/679 DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos y por el que se deroga la Directiva 95/46/CE (Reglamento general de protección de datos) 

Artículo 17 Derecho de supresión (“Derecho al Olvido”)

El interesado tendrá derecho a obtener sin dilación indebida del responsable del tratamiento la supresión de los datos personales que le conciernan, el cual estará obligado a suprimir sin dilación indebida los datos personales cuando concurra alguna de las circunstancias siguientes: 

a) los datos personales ya no sean necesarios en relación con los fines para los que fueron recogidos o tratados de otro modo; 

b) el interesado retire el consentimiento en que se basa el tratamiento de conformidad con el artículo 6, apartado 1, letra a), o el artículo 9, apartado 2, letra a), y este no se base en otro fundamento jurídico.

c) el interesado se oponga al tratamiento con arreglo al artículo 21, apartado 1, y no prevalezcan otros motivos legítimos para el tratamiento, o el interesado se oponga al tratamiento con arreglo al artículo 21, apartado 2; 

d) los datos personales hayan sido tratados ilícitamente; 

e) los datos personales deban suprimirse para el cumplimiento de una obligación legal establecida en el Derecho de la Unión o de los Estados miembros que se aplique al responsable del tratamiento; 

f) los datos personales se hayan obtenido en relación con la oferta de servicios de la sociedad de la información mencionados en el artículo 8, apartado 1. 

 

Derecho al olvido frente a los buscadores de internet

Se trata del principal y originario derecho al olvido. El que se ejercitó por el Sr. Costeja, y que fue reflejado en las normas antes indicadas. El principal buscador frente al que se suele ejercitar el derecho al olvido, es Google, por ser el de uso más generalizado. Lo explicado hasta ahora hace referencia a esta faceta del derecho al olvido, por ello, no reiteramos las explicaciones.

Derecho al olvido frente a las hemerotecas digitales

Esta es la segunda variante del derecho al olvido. En vez de ejercitar el derecho al olvido frente a los buscadores de internet por indexar las noticias con el nombre del afectado, se puede hacer frente a las hemerotecas digitales, es decir, las noticias antiguas de periódicos u otros medios de prensa que tengan accesible por internet y al público en general las noticias de años pasados.

Esta opción del derecho al olvido, no se encuentra expresamente recogido en las leyes, sino, que ha sido a raíz de una Sentencia del Tribunal Constitucional del año 2018 (STC 58/2018 de 4 de junio), la que lo ha instaurado.

Este derecho, no consiste en que el medio digital deba borrar la noticia o publicación que se indexa con el nombre, sino que debe establecer los medios técnicos necesarios para que la noticia no aparezca ni en los buscadores de internet, ni en la pestaña de búsquedas de la propia web del medio. Así mismo, deberá garantizar que en el futuro ninguna tecnología permita acceder a dicha publicación a partir del nombre del afectado.

Procedimiento y trámites para ejercitar el derecho al olvido

El derecho al olvido, es uno de los derechos fundamentales consagrados dentro del derecho a la protección de datos personales, y por tanto, el procedimiento para el ejercicio de este derecho es el que marcan las especialidades de la LOPD.

El primer paso, será trasladar de forma fehaciente una comunicación al buscador o hemeroteca digital, comunicando que en ejercicio del derecho al olvido y derecho de supresión, solicitas que se deje de indexar tal publicación, al introducir tu nombre, por los motivos que sean aplicables. Se adjunta dni, y se espera respuesta.

Segundo paso. Si no responden, o rechazan nuestra petición. Tendremos dos vías para continuar:

Opción A. Formular una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos (o Agencia Catalana o Agencia Vasca, si vives en dichas regiones). Hasta aquí no precisas ni abogado ni procurador. Para todos los demás pasos y para la opción b sí. Si no nos dan la razón, tendremos que recurrir judicialmente ante la Audiencia Nacional.

Con esta opción, perseguimos que se deje de indexar la noticia, al introducir nuestro nombre, y que se le imponga una multa. 

Opción B. Presentar demanda ante los tribunales de tu domicilio por vulneración de derechos fundamentales. Aquí, no podremos pedir imposición de multa, pero sí que nos satisfagan una indemnización por daños y perjuicios.

Si no estamos de acuerdo con la Sentencia del Juzgado de Primera Instancia, podremos recurrir en Apelación, ante la Audiencia Provincial. 

 

Otros derechos relacionados: rectificación y actualización

Aunque no son propiamente parte del derecho al olvido, considero importante explicar estos dos derechos relacionados, introducidos en la legislación española por el Reglamento Europeo de Protección de Datos y por la LOPD de 2018.

El derecho de rectificación. Es el derecho del interesado a obtener del responsable del tratamiento de los datos personales, en este caso, el medio digital que ha publicado la noticia, la rectificación de los datos personales inexactos que le conciernen.

El derecho de actualización. Si un medio tuviera publicada una noticia no actual sobre una persona, y si la situación descrita en la noticia ha cambiado, el afectado tendrá el derecho a solicitar del medio digital que junto a la noticia antigua publiquen una con la situación actualizada. Por ejemplo, una noticia con la detención de una persona, que a los días ha resultado libre sin cargos.

Asesoramiento jurídico en cuestiones digitales

Desde el Departamento de Nuevas Tecnologías y Empresa, dirigido por D. Antonio Séneca Díaz Pérez, quien ha suscrito el presente trabajo sobre el derecho al olvido en internet, ofrecemos nuestros servicios de ayuda jurídica. Tanto procesal, para la tramitación de juicios y reclamaciones judiciales, como para reclamaciones extrajudiciales.

Si tienes cualquier duda, o quieres contarnos tu caso, contacta con nosotros en el teléfono: 868 17 18 17, mediante email a info@mctabogados.com o completando el formulario de contacto: https://www.mctabogados.com/contacto/